top of page

¿Por qué TikTok es tan adictivo?


TikTok es en la actualidad, una de las aplicaciones más populares del mundo, no solo porque cuenta con más de mil millones de usuarios activos mensuales, sino por la forma que tiene de mostrar y recomendar sus contenidos. Esto se debe en gran parte a cómo funciona el algoritmo de TikTok, que ha encontrado la forma de “hackear” al cerebro humano y de convertir a la aplicación en una adicción.


Hace algunos años, cuando Facebook disminuía su popularidad e Instagram crecía sin parar, ya había múltiples estudios realizados por prestigiosas universidades y varios profesionales de la salud mental, hablando sobre la creciente adicción a las redes sociales. Con la aparición de TikTok, que es utilizada mayoritariamente por adolescentes y jóvenes, los niveles de adicción y sus consecuencias no demoraron en hacerse notar.


Hay que entender que la plataforma fue cuidadosamente diseñada para reunir las mejores funcionalidades de todas las redes sociales en un mismo lugar, con un algoritmo que funciona de manera extremadamente inteligente, tanto para los usuarios que consumen el contenido, así como para aquellos que lo crean.



Cómo funciona el algoritmo de TikTok


Como todas las redes sociales modernas, TikTok está diseñado para mostrar a los usuarios contenido relevante y atractivo. Pero a diferencia de sus competidores, el algoritmo de TikTok se basa exclusivamente en el comportamiento del usuario para determinar qué contenido mostrar, y aprende constantemente sobre el mismo.


El algoritmo de TikTok funciona de manera sencilla: al abrir la aplicación, se muestra un video determinado. Si el usuario ve el video completo, es probable que el algoritmo muestre más videos similares en el futuro. Si el usuario saltea determinados videos rápidamente, el algoritmo entenderá que debe mostrar menos videos de ese estilo. A medida que el algoritmo de TikTok aprende más sobre los intereses del usuario, puede proporcionar contenido cada vez más relevante, lo que aumenta la probabilidad que el usuario permanezca en la aplicación durante períodos más largos.


Pero el algoritmo de TikTok se ha convertido más y más adictivo también para los creadores de contenido, incentivándolos a crear videos virales y así poder captar más seguidores, más visualizaciones y más interacciones. Cualquier video puede volverse viral y para algunos, eso puede representar una oportunidad económica, mientras que otros prefieren gozar de la efímera “fama viral” que TikTok ofrece.



El efecto de TikTok en nuestros cerebros


Vivimos en un mundo donde los niños quieren ser “influencers de TikTok” y donde la popularidad se mide por la cantidad de “likes", comentarios y visualizaciones que un contenido recibe. Cuanto mayor sea la interacción, más valorada y apreciada se sentirá la persona, que liberará altos niveles de dopamina y serotonina en su cerebro, y que se sentirá bien y motivada a seguir utilizando la aplicación. Básicamente, lo mismo que sucede con todas las adicciones.


La dopamina y la serotonina son neurotransmisores, es decir, sustancias químicas que se producen en el cerebro y son esenciales para llevar a cabo importantes funciones cerebrales, además de regular el estado de ánimo, la motivación y la recompensa. Cuando hacemos algo que nos gusta o que nos hace sentir bien, el cerebro libera dopamina y nos motiva a buscar esa sensación de nuevo. Por otro lado, la serotonina está relacionada con la regulación del estado de ánimo, el sueño y la ansiedad. Cuando los niveles de serotonina son bajos, podemos experimentar síntomas de depresión, ansiedad e insomnio.


TikTok está diseñado para activar la liberación de dopamina en nuestro cerebro, ya sea a través de las notificaciones o del "scrolling infinito" a la hora de ver los videos, que mantiene a los usuarios enganchados por horas. El problema con este patrón de recompensa es que puede volverse adictivo y afectar los niveles de serotonina en el cerebro. Cada vez son más las personas que usan las redes sociales con frecuencia y que consultan a profesionales de la salud mental, tras experimentar síntomas de ansiedad y depresión.



Aprendiendo a convivir con la tecnología


TikTok es una aplicación adictiva por muchas razones, pero también puede proporcionar una forma divertida de conectarse con otros usuarios, descubrir nuevas tendencias, y explorar el mundo desde la comodidad de nuestro smartphone. Y como la tecnología está en constante evolución, es de esperar que la aplicación integre nuevas funcionalidades, buscando captar a los usuarios por más tiempo.


Como todo en la vida, hay que evitar los excesos y encontrar un equilibrio saludable entre el uso de TikTok y otras actividades que nos hacen sentir bien y que son importantes para nuestro bienestar general. Escuchar música, realizar ejercicios físicos, dormir bien o incluso tomar sol y estar al aire libre, son algunas de las tantas cosas que podemos realizar para liberar dopamina y serotonina en nuestro cerebro, en contraposición al uso excesivo de redes sociales. Al final, nadie dice TikTok es malo, simplemente hay que intentar usarlo de forma responsable.




132 views0 comments

Recent Posts

See All
bottom of page